Cómo llegar

Cómo llegar a Filadelfia¿Cómo llegar a Filadelfia? Hay varias opciones que todo turista debe conocer. Se trata de una ciudad bastante grande y con un área metropolitana importante. Por lo tanto, es sencillo llegar hasta Filadelfia sin perderse en el intento.

La primera y principal de todas es el Aeropuerto Internacional de Filadelfia. Está entre los 10 más importantes del país y recibe vuelos de varias zonas del mundo. Las personas que lleguen desde España pueden hacerlo directamente aquí. Es posible que haya que hacer antes una escala en otra ciudad de Estados Unidos. Se encuentra al sur de la ciudad y tiene buena comunicación con el centro. Especialmente es bueno ir en tren entre un sitio y otro.

La segunda opción es en autobús, ya que existen diversas posibilidades. Podemos tener la intención de visitar Filadelfia en un solo día. Por ejemplo, yendo desde Nueva York o desde Washington. En ese caso, podemos hacer el recorrido en autobús y ver la ciudad sin problemas. Varias compañías conectan la ciudad de Pensilvania con otras ciudades cercanas. Por lo tanto, es una buena opción para los turistas.

También se puede llegar en tren, ya que hay varias opciones desde ciudades cercanas. Al igual que sucedía con el autobús, se puede llegar desde Washington o Nueva York en tren. La estación más importante de la ciudad es 30th Street Station. Puede ser un buen lugar de llegada para quien quiera visitar Filadelfia. Por el centro de la ciudad hay varias paradas que también son bastante interesantes. Nos dejan cerca de lugares turísticos que merece la pena visitar.

Cómo llegar a Filadelfia en coche

Es una opción como otra cualquiera, pero tiene sus pros y sus contras. Para empezar, hay que alquilar un coche y hay que pagar una gasolina. Sin embargo, éste no es el mayor de los problemas en las ciudades de Estados Unidos. Porque es un problema que se da en cualquier otra parte del país. Y es el asunto de aparcar nuestro vehículo una vez estamos donde queremos.

Los parkings en Estados Unidos son realmente caros. Podemos llegar a pagar 10 dólares o más por una estancia realmente breve. No merece la pena, es evidente. La opción de aparcar el coche en la calle puede volverse complicado. Como sucede en muchas ciudades del mundo, hay un estacionamiento regulado. Eso quiere decir que hay que pagar por aparcar en la calle. Y el problema no solo es pagar, sino también encontrar sitio donde aparcar.

Una opción puede ser aparcar en las afueras, donde suele ser gratis (zonas residenciales) y moverse hasta el centro en transporte público. Eso depende de lo que cada persona tenga en mente. Lo que seguro que no conviene es querer aparcar en los sitios turísticos. Se puede volver en nuestra contra y perder dinero y tiempo a partes iguales.

Los comentarios están cerrados.